Leyenda del maquech

La leyenda del maquech es una de las más impresionantes de la cultura maya, porque describe el profundo amor de una pareja de enamorados y nos demuestra que no hay quien pueda frenarlo cuando es verdadero.

Leyenda del maquech

¿Qué es el Maquech?

El maquech es un insecto maya que se usa como una joya viviente en Yucatán. Esto se hace debido a la leyenda de amor que acompaña a esta especie desde tiempos prehispánicos.

En los mercados se puede encontrar por un valor de 370 pesos (18.5 dólares aproximadamente). La tradición dicta que se debe regalar al amor de tu vida. Si tienes a alguien especial este sería el regalo ideal.

A continuación, te hablaremos a detalle de la leyenda del maquech:

Leyenda maya del maquech

Esta leyenda maya narra la historia de la joven Cuzán (que significa “golondrina” en su idioma), quien poseía una increíble belleza de la cual destacaba su hermoso cabello que era similar a las alas de una hermosa ave.

Esta niña era la hija consentida del Señor que se sumerge en el cielo. Es decir, el poderosísimo Ahnú Dtundtunxcaán, el cual, al ver que su pequeña estaba creciendo decidió emparejarla con el príncipe de Nan Chan, llamado Ek Chapat, quien se convertiría en el futuro señor del reino.

Las cosas marchaban como Ahnú había previsto hasta que un día, la joven Cuzán fue a visitarlo para agradecerle por los tesoros que solía regalarle.

Cuando ella llegó donde su padre, vio que junto a él estaba Chalpol (que en maya significa cabeza roja) un soldado con el pelo color rojo como el fuego.

Al instante la mujer quedó completamente enamorada de aquel chico. Según cuentan, sus almas se entrelazaron para siempre, por lo cual, juraron nunca decirse adiós y se entregaron con pasión bajo la ceiba sagrada.

Sin embargo, la alegría no duraría mucho, ya que al poco tiempo su padre se enteró de que Chalpol era el novio de su adorada hija.

Al saberlo, inmediatamente ordenó la ejecución del joven, por lo cual, Cuzán fue con él y le pidió que no lo hiciera. Incluso se comprometió a no verlo nunca más y a contraer nupcias inmediatamente con el príncipe de Nan Chan. Su padre la miró con enojo sin decir nada, como no hubo respuesta fue a llorar desconsolada a su alcoba sabiendo lo que sucedería.

Pasadas unas horas la doncella tuvo que hacer unas diligencias así que tuvo que salir de su cuarto.

En el camino se encontró a un viejo hechicero maya quien le confesó que su amado Chalpol no fue asesinado, su padre le había perdonado la vida, pero para evitar que se casara con ella lo convirtió en el escarabajo maquech. En ese momento el viejo lo sacó de su bolsillo y se lo entregó a la mujer.

La princesa lo tomó en sus manos y le juró que cumpliría su promesa: Jamás se separaría de él. Desde ese momento, lo comenzó a llevar por todos lados y lo adornó con piedras hermosas y cadenas de oro.

Todos los días la doncella le decía: “Maquech siempre vivirás en mi corazón”, asegurando que “los dioses nunca han visto un amor tan profundo como el nuestro”.

Por esta profunda lealtad y acompañamiento se dice que ambos lograron amarse por encima de las leyes temporales y místicas.

Quizás te puede interesar: Leyenda de la vainilla para niños y grandes

Hasta aquí una de las leyendas mexicanas más hermosas que podemos encontrar. Espero que les haya gustado y si quieren leer otras similares, les invito a seguir navegando en nuestro blog. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario