Receta de budín de pan y leche condensada para comer y no parar

Descubre cómo hacer un delicioso e inigualable budín de pan y leche condensada con esta receta fácil y tentadora.

El budín de pan y leche condensada es un postre clásico que evoca recuerdos de dulzura y confort. Este delicioso manjar combina la suavidad y el sabor del pan empapado en una mezcla cremosa de leche condensada.

En este artículo, te compartiremos una receta fácil para que puedas disfrutar de un budín de pan y leche condensada casero, perfecto para consentirte y deleitar a tus seres queridos.

Budín de pan y leche condensada

Ingredientes

  • 6 tazas de pan del día anterior, cortado en cubos
  • 2 latas de leche condensada
  • 2 tazas de leche
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • Azúcar glas para decorar (opcional)

Receta fácil de budín de pan y leche condensada

Preparación

  1. Precalienta el horno a 180°C (350°F). Engrasa un molde para budín con mantequilla.
  2. En un tazón grande, mezcla la leche condensada, la leche, los huevos, la esencia de vainilla, la canela en polvo y la pizca de sal. Bate bien hasta obtener una mezcla homogénea y suave.
  3. Coloca los cubos de pan en el molde preparado, asegurándote de distribuirlos de manera uniforme.
  4. Vierte la mezcla de leche condensada sobre el pan, asegurándote de que todos los cubos estén bien empapados. Presiona ligeramente con una cuchara para asegurarte de que se absorba bien la mezcla.
  5. Deja reposar durante aproximadamente 15 minutos para que el pan absorba la mezcla de leche.
  6. Lleva el molde al horno precalentado y hornea durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que el budín esté dorado y firme al tacto.
  7. Retira del horno y deja que el budín se enfríe en el molde durante unos minutos. Luego, desmolda con cuidado y colócalo en una rejilla para que se enfríe por completo.
  8. Una vez que el budín esté completamente frío, puedes espolvorear azúcar glas sobre la parte superior para decorar, si lo deseas.

Consejos o posibilidades de personalización para tu budín de pan y leche condensada

  • Puedes añadir pasas, nueces picadas o frutas secas a la mezcla antes de verterla sobre el pan para agregar textura y sabor adicionales.
  • Si quieres darle un toque extra de sabor, puedes agregar ralladura de limón o naranja a la mezcla de leche condensada.
  • Sirve el budín de pan y leche condensada caliente, templado o frío, según tus preferencias.
  • Acompaña este delicioso postre con una bola de helado de vainilla o crema batida para una experiencia aún más indulgente.

Deja un comentario