Fácil pastel de coco sin horno para hacer en cualquier momento

Descubre cómo hacer un delicioso pastel de coco sin horno, suave, cremoso y fácil de preparar en cualquier momento.

Un pastel de coco sin horno es una opción perfecta para aquellos que desean disfrutar de un postre delicioso sin tener que encender el horno. Este exquisito pastel es suave, cremoso y lleno de sabor a coco. Además, su preparación es rápida y sencilla, lo que lo convierte en una opción ideal para cualquier ocasión.

En este artículo, te presentamos la receta de un pastel de coco sin horno, para que puedas sorprender a tus seres queridos con este dulce y tentador placer.

Pastel de coco sin horno

Ingredientes

La base:

  • 200 g de galletas tipo María o similar
  • 100 g de mantequilla derretida

El relleno:

  • 400 ml de leche de coco
  • 400 ml de crema de coco
  • 200 ml de leche condensada
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 2 cucharadas de azúcar

La cobertura (opcional):

  • Coco rallado
  • Crema batida

Delicioso y fácil pastel de coco sin horno

Preparación

  1. Tritura las galletas en un procesador de alimentos o colócalas en una bolsa y machácalas con un rodillo hasta obtener migas finas.
  2. En un tazón, mezcla las migas de galletas con la mantequilla derretida hasta obtener una textura arenosa y húmeda.
  3. Cubre el fondo de un molde desmontable con la mezcla de galletas, presionando firmemente para formar una base compacta. Luego, refrigera durante aproximadamente 30 minutos.
  4. Mientras tanto, prepara el relleno. En un recipiente, mezcla la leche de coco, la crema de coco y la leche condensada hasta que estén bien combinadas.
  5. En un recipiente aparte, disuelve la gelatina sin sabor siguiendo las instrucciones del paquete. Agrega la gelatina disuelta a la mezcla de coco y mezcla nuevamente.
  6. Añade el azúcar a la mezcla y revuelve hasta que se disuelva por completo.
  7. Vierte la mezcla de coco sobre la base de galletas en el molde y alisa la superficie con una espátula.
  8. Refrigera el pastel durante al menos 4 horas, o preferiblemente durante toda la noche, hasta que esté firme y bien refrigerado.
  9. Si lo deseas, puedes decorar el pastel antes de servir. Espolvorea coco rallado sobre la superficie y/o agrega crema batida en forma de remolinos.

Consejos para tu pastel de coco sin horno

  • Si no encuentras leche de coco o crema de coco, puedes utilizar leche entera y crema de leche como alternativas.
  • Para una variación de sabor, puedes agregar ralladura de limón o esencia de vainilla a la mezcla de coco antes de verterla sobre la base de galletas.
  • Prueba diferentes tipos de galletas para la base, como galletas de chocolate o galletas de avena, para agregar más sabor y textura al pastel.
  • Si prefieres una cobertura más ligera, puedes omitir el coco rallado y servir el pastel con frutas frescas, como fresas o piña.

El pastel de coco sin horno es una opción deliciosa y fácil de preparar para cualquier ocasión. Sigue nuestra receta y sorprende a tus seres queridos con este dulce y cremoso postre.

Deja un comentario