Cómo se hace el caldo de verduras casero ¡la receta de la abuela!

Aprende cómo hacer el caldo de verduras casero siguiendo la receta tradicional de la abuela. Sabroso y nutritivo en cada cucharada.

El caldo de verduras casero es una base aromática y nutritiva que se utiliza en infinidad de recetas. No solo es fácil de hacer, sino que también es una excelente manera de aprovechar al máximo los vegetales frescos y agregar sabor a tus platos.

En este artículo, te mostraremos paso a paso cómo preparar el caldo de verduras casero siguiendo la receta tradicional de la abuela.

Caldo de verduras casero

Ingredientes

  • 2 zanahorias, peladas y cortadas en trozos grandes
  • 2 tallos de apio, cortados en trozos grandes
  • 1 cebolla grande, pelada y cortada en cuartos
  • 2 dientes de ajo, pelados y machacados ligeramente
  • 1 puerro, limpio y cortado en rodajas
  • 1 ramita de perejil fresco
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 litros de agua (aproximadamente)

Cómo se hace el caldo de verduras casero

Preparación

  1. En una olla grande, coloca todos los ingredientes: zanahorias, apio, cebolla, ajo, puerro, perejil y laurel. Agrega sal y pimienta al gusto.
  2. Vierte el agua en la olla, asegurándote de cubrir todos los ingredientes.
  3. Lleva la olla a fuego alto hasta que el agua comience a hervir. Luego, reduce el fuego a medio-bajo y deja que el caldo hierva a fuego lento durante aproximadamente una hora.
  4. Durante la cocción, puedes retirar la espuma que se forma en la superficie del caldo con una cuchara. Esto ayudará a obtener un caldo más limpio y claro.
  5. Pasado el tiempo de cocción, retira la olla del fuego y deja que el caldo se enfríe un poco.
  6. Luego, coloca un colador o un paño de cocina limpio sobre un recipiente grande y vierte el caldo a través de él. Esto ayudará a separar las verduras y obtener un caldo líquido y claro.
  7. Presiona suavemente las verduras en el colador o paño para extraer todo el líquido posible. Descarta las verduras ya que han cumplido su propósito de dar sabor al caldo.
  8. Ahora tienes un delicioso caldo de verduras casero listo para usar en tus recetas favoritas. Puedes almacenarlo en el refrigerador en recipientes herméticos durante varios días o congelarlo para usarlo más adelante.

Consejos para tu caldo de verduras casero

  • Puedes agregar otras verduras como pimientos, tomates o champiñones para darle un sabor más complejo al caldo.
  • Si deseas un caldo más concentrado, puedes cocinarlo por más tiempo hasta que se reduzca.
  • Añadir hierbas frescas como tomillo, romero o estragón puede darle un toque aromático adicional.

El caldo de verduras casero es una base versátil que se puede utilizar en sopas, guisos, salsas y muchas otras recetas. Además, es una opción saludable y baja en calorías para añadir sabor y nutrientes a tus platos. ¡La receta de la abuela nunca falla!

Deja un comentario